Fin de semana que invita al optimismo

El fin de semana ha tenido, en líneas generales, más buenas que malas noticias para el Bàsquet Calvià tanto a nivel de resultados como de sensaciones y juego. El balance final ha sido de cuatro triunfos y tres derrotas.

El inicio del fin de semana se adelantaba al jueves con el partido del Mini Masculino Duran A ante el San Agustín en un partido exigente para los de Iván Matemalas y en el que los calvianers fueron capaces de sobreponerse a las dificultades para sumar su cuarto triunfo de la temporada por 77-69.

Era la primera buena noticia del fin de semana pero no sería, ni mucho menos, la única. El sábado por la mañana el Mini Masculino B continuaba con su racha triunfal para superar al Sa Cabaneta por 29-79 y seguir invicto en lo que va de temporada. Además, el Premini jugó en Consell un partido que, como siempre, no tenía resultado pero que dejó excelentes sensaciones por la progresión de los más peques del club. Por su parte, el Mini Femenino y el Infantil Masculino Duran no pudieron sumar victorias en sus respectivos encuentros ante Santa Mónica Esporles BC. En el caso de los chicos de Juan Crespí, su partido fue tremendamente disputado pero se deshincharon en el último cuarto y acabaron perdiendo por 59-44.

Por la tarde tampoco llegarían buenas noticias, el Infantil Femenino Tecnofont caía ante el Cide por 42-50 en un encuentro en el que las calvianeras, que solo eran seis jugadoras, plantaron cara a uno de los equipos más potentes de su grupo y que en la primera vuelta se imponían por treinta puntos.

Y como ya viene siendo de costumbre, el domingo sería redondo para el club. El Cadete Femenino se imponía con solvencia al CB Molinar (75-32) para mantener su condición de invicto en la segunda fase. Las chicas de Miguel Ángel Antich dominaron todo el encuentro y en la segunda mitad abrieron brecha para asegurarse un final plácido. Finalmente, el Flanigan Calvià bajaba el telón al fin de semana con su triunfo en Ibiza en la primera jornada de la Primera División Balear ante el CRIC Ses Salines. Los hombres de Carlos López se pusieron el mono de trabajo tras una floja primera mitad y se acababa imponiendo por 66-88.