Fin de semana de carretera

El Bàsquet Calvià ha vivido un fin de semana en el que casi toda la actividad competitiva se ha desarrollado fuera del municipio calvianer. De hecho, de los nueve encuentros disputados solo uno ha sido en casa.

El DiscaEsports Calvià es el único equipo del club que ha jugado de local este fin de semana. Lo hizo en viernes y en Bendinat ante el Alcudia en un apretadísimo encuentro que se acabó decidiendo en favor de las visitantes por 62 – 68.

No empezaba bien la jornada pero poco a poco se iría enderezando. En la jornada matinal de sábado tuvimos una de cal y otra de arena. La buena noticia la daba el Infantil Masculino Duran B que volvía a sonreír tras lograr el triunfo en la cancha del De la Cruz Molinar por 50 – 56. No pudo hacer lo propio el Mini Masculino en su visita el Esporles BC y perdía por 76 – 55. En la jornada de tarde destacó el triunfo del Júnior Femenino Port Adriano en el duelo de invictos de su grupo ante el Bàsquet Pollença. Las de Joan Antoni Vidal ‘Gardu’ se desplazaron a Eu Moll donde se llevaron el triunfo en un partido no apto para cardíacos y que tras remontar en varias ocasiones la victoria fue calvianera (63 – 69). El Infantil Masculino Duran A y el Infantil Femenino no pudieron llevarse la victoria en sus enfrentamientos a Bahía San Agustín (70 – 20) y UE Llosetina (81 – 59), respectivamente. Por su parte, el Júnior Masculino Pizza Hut Calvià no pudo disputar su encuentro ante el Joventut Mariana previsto para el sábado en el Melani Costa porque la FBIB no designó arbitraje y ambos equipos, en el pabellón, se quedaron con las ganas de jugar.

El domingo bajaba el telón al fin de semana con la derrota del Cadete Femenino Sastre Vera en la cancha del Sa Cabaneta por 50 – 32 y la victoria del Cadete Masculino en la pista del SCD Hispania (49 – 57) para encadenar tres victorias e instalarse en la zona alta de la tabla.