J.González en Ràdio Calvià: “Es una pena el parón porque estábamos disfrutando mucho”

El jugador del Flanigan Calvià, Jesús González, expresaba en una entrevista concedida a Ràdio Calvià su lamento por la situación actual y por el parón de la competición que llegaba en el mejor momento del equipo dirigido por Óscar Olivenza. El escolta se mostraba con muchísimas ganas de volver a jugar pero consciente de que lo más importante ahora es acabar con el ‘Coronavirus’.

El jugador del conjunto calvianer explicaba que lleva “bastante mal” el confinamiento pero que “lo aprovecho para hacer cosas de la universitat, mirar series y alejarme un poco de la vida social” pero sin dejar de lado los entrenamientos. “Por desgracia no tengo canasta ni medios para ir a tirar pero físicamente sí entreno. Tengo cinta para correr y pesas y aprovecho para mantener la forma física por si llegamos a jugar algún partido más. Nos mandaron algunos ejercicios y nos dijeron que hiciéramos mucho ‘cardio’ y algunas rutinas para no perder mucho ritmo. Nos dieron algunas pautas entre Olivenza y la preparador física”, explicaba Jesús González que espera impaciente la resolución de la FEB de si se reanudará la competición o no: “No sabemos nada. Hasta el 12 de abril no hay partidos y nosotros acabamos el 19 así que parece bastante complicada jugarla. Además habría que poner una pretemporada de unas dos semanas para volver a jugar porque sino el nivel físico sería bastante malo”.

González quiere volver a jugar pero cree que “es una locura” reanudar la competición porque supondría alargar la competición y, probablemente, tener que jugar partidos entre semana lo que “sería imposible” para equipos insulares como el Flanigan Calvià. Sin embargo, no pierde las esperanzas de todo y lamenta que esta situación ha llegado en el mejor momento del equipo. “Las esperanzas de volver a jugar son mínimas y se convierte en secundario porque lo primordial es que el virus deje de existir y esté controlado. Es una pena porque estábamos disfrutando mucho todos e íbamos todos a uno pero no podemos hacer nada contra esto. Es una sensación agridulce porque hemos hecho las cosas bien al final pero podríamos haber dado mucho más. El nivel que estábamos demostrando en esta segunda vuelta era de equipo de ascender. Si hubiéramos empezado bien la temporada hablaríamos de estar entre los tres primeros. Sabíamos que con trabajo y con esfuerzo las cosas saldrían y al final lo hemos demostrado”, analizó Jesús González en el programa dedicado al club en Ràdio Calvià, #respirabàsquet.