Jornada para la reacción y la unión

El Bàsquet Calvià cierra un fin de semana con más sombras que luces y que debe servir para hacer un último esfuerzo para reaccionar de cara a las últimas semanas de la temporada. Las victorias del Cadete Femenino y el Infantil Masculino han sido las únicas alegrías una jornada con pocos encuentros.

Las primeras en actuar este fin de semana era el Mini Femenino que disputaría dos encuentros en menos de 24 horas. El viernes lo harían ante el CB Molinar, en Bendinat, en un encuentro en el que las palmesanas se imponían por 36-66. Unas horas más tarde, las chicas de Miguel Ángel Antich y Carla Bagur recibían, en Galatzó, al Sa Cabaneta. Las calvianeras hicieron un buen partido pero no pudieron lograr el triunfo (33-60).

Antes de este último partido del Mini Femenino fue momento para el baloncesto más puro con la celebración del partido de exhibición entre el Premini del Bàsquet Calvià y del Joventut Mariana inmerso en un ambiente de deportividad y buen baloncesto. Este mismo club sería el que visitaría, por la tarde, al Infantil Femenino Tecnofont en el último encuentro de liga regular. Las de Sóller se imponían por 50-82.

Las alegrías se concentrarían el domingo. La primera llegaría con el Cadete Femenino que superaba al Llosetina por 103-7 en el partido que arrancaba la jornada dominical. Acto seguido saltaban a la cancha los chicos del Pizza Hut Magaluf Calvià que no pudo pelear la victoria ante un buen Dijous Bo (47-99).

El fin de semana se cerraba con un regusto dulce con la nueva victoria del Infantil Masculino Duran que se imponía en la cancha del Sant Salvador d’Artà en un partido con un horario atípico para los calvianers. Los chicos de Juan Crespí vencían por 38-51 y siguen invictos en la segunda fase.