Emoción a raudales en una semana atípica

El Mini Masculino Duran A dio la única alegría de una semana atípica en la que sólo se disputaron cuatro encuentros de competición oficial y sólo dos de ellos se jugaron durante el fin de semana debido al puente de la Constitución. 

De esta manera, la actividad arrancaba el martes con dos auténticos partidazos que se decidieron en finales de infarto con una de cal y otra de arena para los intereses del Bàsquet Calvià. La alegría la daba el Mini Masculino Duran A con la victoria en la cancha del Bàsquet Manacor con una canasta de Tomás Gómez sobre la bocina (58-60). Los calvianers fueron los claros dominadores de la primera mitad y se marchaban al descanso con una ventaja de 25-33. La ventaja visitante llegaría a superar los veinte puntos pero la reacción local igualó el encuentro a menos de veinte segundos del final hasta que una canasta en el último segundo acababa dando el triunfo a los azules.

Cerca estuvo de repetirse la historia en Petra con el Cadete Femenino que también dispuso de la última posesión del partido ante el Montuïri-Petra para llevarse el triunfo pero en este caso no logramos encestar y se escapó la victoria en la prórroga (70-66). Las de Miguel Ángel Antich tomaron la delantera desde el primer cuarto y la mantuvieron hasta la recta final del partido. Sin embargo, no se supo gestionar esa situación y se acabó perdiendo en el tiempo extra.

El sábado sería el turno del Júnior Port Adriano en la cancha del Uadis y un sólo jugador de la plantilla a disposición del entrenador, Javi Cervero. Por ello, se tuvo que volver a echar mano del cadete para disputar el partido. Empezaron muy bien los calvianers que se impondrían en el primer parcial (12-19) pero que a partir de aquí fueron acusando el esfuerzo realizado y el conjunto palmesano lo aprovechaba para ir ampliando su ventaja poco a poco hasta el 78-49 final que no hacía justicia al trabajo de los chicos del Bàsquet Calvià.

La semana la cerraba el Autonómica con la derrota en la cancha del Ciutat d’Inca (71-55). El equipo de Javi Cervero acusaba el mal tercer cuarto para tirar por la borda un partido que dominaba la descanso por un ajustado 28-31. Sin embargo, la desconexión tras el descanso daba alas al conjunto local que conseguía diez puntos de renta para afrontar el último periodo. Lo intentó el Sénior B pero el lastra del tercer acto fue definitivo y no se pudo conseguir la victoria.