Jornada sin recompensa para las categorías inferiores

Los resultados de las categorías inferiores del Bàsquet Calvià contrastan con el éxito conseguido por el primer equipo, el Flanigan Calvià, que certificó la permanencia en Liga EBA con la ayuda de un Pavelló Galatzó que presentó un ambiente más que extraordinario.

Los equipos minis sufrieron una doble derrota a domicilio en la jornada del viernes. El Mini Masculino Duran se venía abajo después de una buena mitad en la cancha del Santa Mónica y perdía por 73 – 49. Por su parte, el Mini Femenino estuvo lejos de su mejor versión en la cancha del Ciutat d’Inca. Las de la capital del Raiguer se imponían por 44 – 29 a las pupilas de Juan Crespí y Mónica Méndez.

El sábado arrancaba con la amable imagen de volver a ver a los más peques del club en Galatzó. El equipo Premini recibía la visita del Bàsquet Petra en un choque muy bonito sin marcador y en el que ambos equipos demostraron un gran futuro en sus clubes. Por la tarde, el Infantil Femenino caía en el segundo partido del fin de semana entre el Bàsquet Calvià y el Ciutat d’Inca. Las de César Domínguez no pudieron con un rival superior que se imponía por 10 – 60.

Sin duda, la gran noticia del fin de semana la protagonizaba el Flanigan Calvià con su vital triunfo ante el Coalci Sant Josep en la vuelta del playout de permanencia en Liga EBA y que certificaba la salvación del equipo de Óscar Olivenza. Una afición que prácticamente llenaba Galatzó llevó en volandas a los suyos directos a la victoria por 71 – 59.

El fin de semana terminaba con la derrota del Cadete Masculino Hidrobal que dejaba escapar una ventaja superior a los veinte puntos para acabar perdiendo ante un CB Consell que nunca se rindió y que encontró el premio en el último periodo (51 – 59)