Regresó el baloncesto más puro al Bàsquet Calvià

El Bàsquet Calvià baja el telón a un fin de semana intensísimo con mucho baloncesto y en el que regresaron algunas de las categorías más pequeñas. En total fueron ocho encuentros de los que en dos se logró la victoria aunque en todos ellos se sacan conclusiones para seguir mejorando día a día.

El fin de semana empezaba con un sábado repleto de partidos. Los primeros en entrar en liza eran los chicos del Infantil Masculino Duran A que sumaban su segundo triunfo en dos partidos tras superar al Santa Mónica por 67-17 en Galatzó. A este partido le seguía el del Infantil Masculino Duran B que no pudo hacer lo propio y acabó siendo superado por un buen Sant Josep (33-83). A unos kilómetros, el Mini Masculino Duran disputaba su primer amistoso de la temporada ante un CB Molinar más experto que mostró su superioridad en la segunda mitad para imponerse 69-19.

Por la tarde regresaba el baloncesto en Galatzó con el primer triunfo del Júnior Masculino Pizza Hut Magaluf en una actuación soberbia de los de Javi Cervero desde la línea de tres puntos en el primer cuarto. A partir de ahí todo fue más sencillo y pudieron superar a un combativo Joventut Mariana (94-55). Peor fueron las cosas en los dos encuentros a domicilio. El Júnior Femenino Port Adriano se veía desbordado por el gran favorito de su competición, el Bahía San Agustín por 107-33 mientras que el Infantil Femenino tampoco podía ante el Joventut Mariana (60-9).

Galatzó sería protagonista el domingo en un día que no sonrió al Bàsquet Calvià. El Flanigan Calvià caía en un emocionantísimo partido ante el potente Ibersol CB Tarragona en unos últimos segundos de infarto en el que los azules tuvieron hasta dos opciones para mandar el partido a la prórroga (76-79). No le fueron mejor las cosas al Cadete Masculino Hidrobal a pesar del buen inicio de partido de los de Xisco Vidal ante el Bàsquet Manacor. Los rojiblancos se acababan imponiendo por 50-72 a pesar del esfuerzo local.