Los equipos Júnior finalizan una gran experiencia en el Basketball Valencia Challenge

Los equipos Júnior Masculino Pizza Hut Magaluf y Júnior Femenino Port Adriano cierran un fin de semana de cuatro días en Valencia con una gran experiencia deportiva y vital a su mochila. Una expedición de treinta personas del Bàsquet Calvià participaron en el Basketball Valencia Challenge y pasaron la Semana Santa en convivencia entre baloncesto y demás actividades.

La marea azul se desplazó el jueves por la mañana con las maletas llenas de ilusión a Valencia vía barco para iniciar cuatro días de unión y nuevas vivencias que combinaban la práctica deportiva y la convivencia en el día a día. En este tiempo se pudo participar en el Basketball Valencia Challenge a la vez que se paseo por las calles de Valencia o se realizaron actividades no deportivas tanto en el alojamiento como fuera de él. Además, en el plano deportivo, todos ellos pudieron disfrutar de jugar en una de las mejores instalaciones de Europa como es L’Alqueria del Bàsket. El mayor «pero» al viaje fue el tiempo que no acompañó ya que llovió durante los cuatro días de estancia en la capital del Túria.

El Júnior Femenino fue bronce

En lo deportivo, destacó el papel del Júnior Femenino Port Adriano que acabó en la tercera posición de la competición Plata después de seguir una línea ascendente durante la participación. La cosa no empezó bien. Nada más atracar en el Puerto de Valencia la expedición azul se dirigió directamente al Polideportivo de Sedaví para debutar en la competición. El cansancio hizo mella y las mallorquinas cayeron ante el Menesiano de Madrid por un igualado 39-44. El sábado fue un día de emociones. Primero con el gran triunfo ante el Picken Claret gracias a una segunda mitad por un abultado marcador de 39-58 que finalmente sería clave para la clasificación del equipo para semifinales porque este resultado junto a la derrota del Menesiano ante el Claret hizo que la derrota del Port Adriano Calvià ante Miralvalle (37-61) se produjera un triple empate por la segunda posición que favoreció al club azul.

En semifinales el Calvià se cruzó con un gran Tres Cantos de Madrid que, a pesar de encontrarse con la mejor versión calvianera, acabó apeando a las mallorquinas de la gran final tras cuarenta minutos emocionantísimos de baloncesto (54-63). Sin embargo, para emoción la del partido por el bronce ante Diagonal Mar. El Port Adriano Calvià se hizo con el bronce tras ganar en un final agónico a la escuadra catalana por un ajustadísimo 64-65.

El Júnior Masculino jugó a un buen nivel

A pesar de que los resultados no lo reflejen, el Júnior Masculino Pizza Hut Magaluf y los cadetes que reforzaron el grupo realizaron un buen papel en el torneo. Una única victoria en cuatro partidos le llevaron a la octava posición de la competición.

En este caso, para el equipo que durante este tiempo dirigió Juan Crespí, la cosa empezó bien con un triunfo ante el Logos Sedaví en su estreno en competición por 60-44. La derrota en el otro encuentro de la fase de grupos ante el Internacional de Intxaurrondo por 46-59 les metió en la pelea por la quinta a la octava plaza.

En esa terna, el conjunto calvianer no pudo imponerse ni a CB Tormes (56-51) ni al Sampolese italiano (59-61). Especialmente cerca del triunfo estuvieron en este último encuentro porque la historia pudo cambiar con un triple sobre la bocina que no entró. El choque ante el Tormes salmantino tuvo el aliciente de retransmitirse por streaming. Las chicas del Júnior Femenino siguieron el partido, precisamente, a través del vídeo en vivo desde el alojamiento del equipo.