Ilusiones y lamentos en un fin de semana de lo más variopinto

El fin de semana ha traído sensaciones de todo tipo a los distintos equipos del club pero sobre todo ilusiones. Ilusión de volver a ver a los más pequeños de volver a jugar al baloncesto, de seguir soñando con un premio goloso o de disfrutar de la primera alegría del primer equipo del club, el Flanigan Calvià. Eso desde el prisma más positivo porque la jornada recién finalizada también ha traído la desilusión de ver como se escapaban otros objetivos atractivos. Se acercan los finales de las primeras fases de competición y la emoción se está apoderando de todos los equipos y a veces se gana y otras se aprende.

El sábado empezaba con una de cal y otra de arena en Galatzó. El Infantil Masculino Duran A volvía a la senda del triunfo tras vencer al Madre Alberta por 55-27 mientras que el Infantil Masculino Duran B se veía superado por La Salle en uno de los mejores partidos realizados por los chicos de Xisco Vidal en lo que va de curso (16-67). Por su parte, el Premini jugaba con los amigos del Santanyí en Bendinat en una nueva oportunidad de ver como los más peques del club disfrutan del deporte de la canasta.

Por la tarde llegaban los encuentros con mayor componente emocional y más en juego a nivel de resultados. El Júnior Masculino Pizza Hut cayó en la cancha del Sa Cabaneta en un choque vital para que los chicos de Javi Cervero se colocaran en una situación idílica para tratar de alcanzar la clasificación para el Interislas. Sin embargo, los nervios se apoderaron de los calvianers que cayeron por 88-72 y se quedan sin opciones de lograr esa plaza a falta de dos jornadas. Por su parte, el Júnior Femenino Port Adriano se imponía en la cancha del Cide por 25-51 y siguen dependiendo de sí mismas para lograr ese premio. 

Al margen de los equipos júnior, el Infantil Femenino visitaba la cancha de La Salle plagada de jugadoras minis para suplir las múltiples bajas del equipo de César Domínguez. Las chicas hicieron un gran esfuerzo y firmaron uno de los mejores partidos del curso a pesar de la derrota por 63-13.

Galatzó volvería a ganar protagonismo el domingo con un doble compromiso. El primero de ellos era con el Flanigan Calvià que lograba su primera victoria ante el CB Cornellà en un trabajado partido de los hombres dirigidos por Óscar Olivenza (70-62). Por la tarde fueron peor las cosas. El Cadete Masculino Hidrobal se veía superado ante el Cide en la segunda mitad y perdía por 50-82. Los chicos de Xisco Vidal llegaron empatados al descanso pero no pudieron aguantar el ritmo de los palmesanos tras el paso por vestuarios.