Fin de semana de emociones fuertes

No acabó de sonreír la suerte al Bàsquet Calvià en un fin de semana con varios partidos con finales apretados que se decidieron en los minutos finales de partido. El balance total es de tres victorias y seis derrotas.

El fin de semana empezaba el viernes con dos derrotas. Primero eran los chicos del Mini Masculino Duran A que caían en la cancha de La Salle (60-9) en un partido en el que los calvianers perdonaron la vida en el primer cuarto al desaprovechar situaciones de canastas fáciles. A partir de ahí los rivales se mostraron superiores y se acabaron llevando un holgado triunfo. Por su parte, el Autonómica sumaba un nuevo tropiezo en la cancha del Sant Josep (58-49) en un partido muy disputado y en el que el resultado final no hace justicia a la igualdad mostrada durante todo el partido. De hecho, el marcador al término del tercer tiempo era de empate, pero en los momentos finales de encuentro los palmesanos dieron un empujón definitivo que les sirvió para ganar y abrir una pequeña brecha en el marcador.

Tampoco le sonrió la suerte al Infantil Masculino Duran en su visita al Joventut Mariana (51-35). Los chicos de Juan Crespí siguen sin conocer la victoria pero siguen mostrando una línea ascendente de juego y lograron competir ante los sollerics. Las diferencias en el marcador fueron mínimas durante todo el encuentro pero en el último parcial los de casa se marcharían en el marcador para certificar su triunfo.

Más alegre fue la mañana del sábado en el Pavelló Galatzó primero con el entretenido encuentro del Premini y el Bahía San Agustín en una actuación muy bonita de ambos equipos y en la que el entretenimiento y la deportividad fueron los protagonistas principales. Posteriormente llegó la victoria del Mini Masculino Duran B ante Sant Josep (48-32). Los pupilos de Xisco Vidal y Javi Cervero firmaron una brillante primera mitad con un juego muy fluido en ataque y concentración en defensa que les permitía tomar ventajas. En la segunda mitad el equipo rival mejoró sus prestaciones y se vieron tres periodos muy competidos y de buen baloncesto. La renta de la primera mitad fue decisiva en el devenir del partido.

Por la tarde era el turno de dos equipos que se presentaban a sus respectivos partidos bajo mínimos. Las bajas lastraban al Infantil Femenino Tecnofont y Júnior Port Adriano ante Santanyí (46-76) y CB Molinar (78-63). El equipo Infantil se vio superado por un correoso rival que aprovechó la poca rotación de la que disponía el equipo calvianer, que acabó cansado por la acumulación de minutos. Los jugadores de Javi Cervero, por su parte, compitieron bien ante un rival directo a pesar de tener que contar con muchos jugadores del cadete. El Port Adriano Calvià llegaba con opciones al último cuarto pero en los últimos diez minutos se les hizo muy pequeño el aro y la victoria fue para los de la barriada de Palma.

Y las emociones fuertes se reservaron especialmente para el domingo por la mañana. Las más perjudicadas fueron las chicas del Cadete Femenino que cayeron en un final a cara o cruz en la cancha del ViuBàsquet (43-42). El equipo de Miguel Ángel Antich y Carla Bagur se pudo llevar perfectamente la victoria pero acuso el desacierto en situaciones francas de canasta y las perdidas de balón en un choque en que cada punto era trascendental.

Mejor le fueron las cosas al Cadete Masculino Pizza Hut que superó al CB Molinar (61-70) en un partido en el que los de Xisco Vidal y César Domínguez fueron en casi todo momento por delante en el marcador pero con diferencias cortas. El conjunto palmesano puso en apuros al equipo calvianer, que fue capaz de amarrar un nuevo triunfo para seguir invicto en esta primera fase.

Finalmente, el fin de semana concluía con la agónica victoria del Flanigan Calvià ante Ses Salines (95-88). El conjunto ibicenco tuvo posesión para llevarse el triunfo en el cuarto periodo pero una buena defensa de los de Carlos López forzaba una prórroga en la que los calvianers estuvieron mucho más acertados para sumar su segunda victoria en dos partidos.