Comas en Ràdio Calvià: “Jugando así saldremos de esta situación”

El jugador del Flanigan Calvià, Pau Comas, se mostró dolido, en una entrevista concedida a Ràdio Calvià, por la manera en que perdió el equipo en la cancha del líder, el Ibersol CB Tarragona, con una polémica canasta sobre la bocina.


El escolta del conjunto calvianer reconocía que fue “un palo bastante grande perder de esta manera en el último segundo” y más porque “hubo un poco de polémica porque no sabemos si daba tiempo en la última canasta de hacer tantas cosas en dos segundos” de juego. En cualquier caso, Comas no le quiso dar más vueltas al asunto y explicaba que “en partidos así a veces ganas y otras pierdes” y, en este caso, al Flanigan Calvià le tocó saborear la parte amarga. Aún así, el esporlerí se mostró satisfecho con el juego de sus compañeros. “Sabe muy mal como se dio todo pero lo importante es que todos fuimos conscientes de que podemos contra cualquier equipo. Vimos que jugando a este nivel y haciendo este trabajo saldremos de esta situación”, explicó.

La derrota del domingo cortó una racha de tres victorias consecutivas del conjunto calvianer que le permite estar en una situación para soñar en la permanencia directa. Comas destaca que “el cambio de dinámica ha sido muy grande” y que “da mucha confianza” al equipo y le “ha quitado mucha presión”. “La gente se está implicando de una manera brutal y no tenemos miedo a ningún equipo porque nadie está demostrando ser muy superior”, añadía.

Ahora, el equipo ya solo piensa en ganar el domingo en casa ante el segundo clasificado del grupo, el CB Quart – Germans Cruz, y seguir con la dinámica positiva de juego y de resultados. En caso de vencer sería el cuarto triunfo consecutivo en Galatzó. “Tenemos una espinita porque en el desplazamiento a su pista nos tocó un poco el orgullo porque no competimos en ningún momento y esto en nuestra casa no puede pasar. Lucharemos por el partido. Sería como una ‘vendetta’ y estaría bien que el público viniera a Galatzó y animara como en las últimas jornadas”, confesó Comas.