Un fin de semana con sensaciones positivas

Al margen de los resultados, el fin de semana ha traído buenas sensaciones a los equipos del Bàsquet Calvià con la disputa de hasta ocho encuentro de competición oficial. El balance ha sido de cuatro victorias y las mismas derrotas pero la sensación es de que todos los equipos van avanzando en el trabajo diario y en la mejora individual y colectiva.

El fin de semana empezaba con una excelente noticia. El Mini Masculino Duran A conseguía su primera victoria en el Grupo Especial en la cancha del San Agustín. El equipo de Iván Matemalas dominó el electrónico en casi todo momento pero se tuvo que mantener concentrado y constante durante los 48 minutos de partido para certificar este primer triunfo del curso (41-61).

Las emociones fuertes se reservaban para el sábado por la mañana que debutaban el Mini Femenino y el Mini Masculino Duran B. Para muchos de ellos era el primer partido que disputaban en su vida y, más allá del aspecto competitivo, fue una gran experiencia para todos ellos. Las chicas se vieron superadas por un Joventut Mariana con mucho más recorrido en las pistas y el encuentro se cerró con el marcador de 0-30 aunque las chicas de Miguel Ángel Antich y Carla Bagur lograron anotar cuatro canastas. Por su parte, los chicos de Xisco Vidal y Javi Cervero se llevaron la victoria de la cancha del Básquet Manacor en un encuentro que se decidió por un punto en la prórroga (34-35). Los calvianers hicieron un derroche de esfuerzo para conseguir una victoria en un partido con muchas complicaciones.

Por la tarde se disputaron dos partidos más. Por un lado, la victoria del Infantil Femenino Tecnofont que estrenaba su casillero de victorias al imponerse en un vistoso y vibrante encuentro ante el Esporles BC. Ambos equipos ofrecieron un buen espectáculo con un baloncesto rápido. Las calvianeras estuvieron todo el rato por delante, a excepción de los primeros minutos de partido, y se acabaron llevando el triunfo por 74-63.

También ofreció una excelente imagen, aunque no lograra la victoria, el Júnior Port Adriano de Javi Cervero que, a pesar de las numerosas bajas y el hecho de enfrentarse a uno de los cocos de la competición, no le perdió la cara al partido ante el Sant Josep. Los palmesanos rondaban una renta alrededor de los diez puntos que desgastó a los calvianers y un último arreón de los de Ciutat les daba la victoria por 80-62. Al margen del resultado, lo más importante es recuperar efectivos de cara a las próximas jornadas.

La actividad del domingo se centraba en Galatzó con la disputa de tres encuentros. La mañana empezaba con buen pie con el inapelable triunfo del Cadete Masculino Pizza Hut Magaluf ante Andratx. Los calvianers firmaron un partido muy serio que dominaron con solvencia y que se llevaron sin apuros por 88-31.

Peor le fueron las cosas al Cadete Femenino que no pudo ante el líder invicto de su grupo, el Bahía San Agustín. Las azules empezaron bien el encuentro y disfrutaron de muchos minutos con ventaja en el marcador pero una pájara permitió a las palmesanas dar la vuelta al marcador y marchar al descanso con ventaja (22-30). Tras el intermedio el BSA fue superior y amarró el triunfo por 45-60.

El fin de semana lo cerraba el Primera Autonómica con una derrota ante el Consell en un partido que se decidió en el tramo final de partido. No hubo un dominador claro durante los primeros veinte minutos aunque serían los hombres de Javi Cervero los que se marcharían con una mínima ventaja a los vestuarios (38-37). En la segunda mitad ambos equipos disfrutarían de oportunidades para mandar en el encuentro aunque serían los del Raiguer quienes llegarían a los últimos minutos con ventaja. El Consell aprovechó el esfuerzo a la desesperada del Calvià por dar la vuelta al marcador para ampliar su renta al 78-87 final que no refleja la igualdad vista durante todo el encuentro.