Un domingo mágico como cumbre a un buen fin de semana

El Bàsquet Calvià ha vivido, en general, un buen fin de semana que se ha culminado con un domingo mágico en el Pavelló Galatzó con la victoria del Flanigan Calvià que se ha adjudicado el Trofeu Biel Hurtado. El balance del fin de semana ha sido de cuatro victorias y cinco derrotas.

El fin de semana empezaba el viernes con un buen partido de los chicos del Mini Masculino Duran A a pesar de la derrota ante el Sant Josep (54-80). Los pupilos de Iván Matemalas firmaron un gran encuentro y plantó cara durante muchos minutos a uno de los cocos de la competición.

El sábado fue el día negro del fin de semana. Sólo el Mini Masculino Duran B suavizó las malas noticias. Los chicos de Xisco Vidal y Javi Cervero siguen invictos en la temporada tras vencer en la cancha de un Ágora Portals que exigió al máximo a los del Bàsquet Calvià (45-65). Los demás partidos del sábado se contaron por derrotas. El Infantil Masculino Duran cayó en la cancha del Bahía San Agustín (81-50) y el Júnior Port Adriano hizo lo propio en el Cide (77-51) en un encuentro en el que los de Javi Cervero se deshincharon tras el descanso.

Mucho mejor fueron las cosas del domingo. A excepción del Autonómica que caía ante uno de los favoritos, el Sporting Ciutat de Palma (64-89) a pesar del gran encuentro realizado por los calvianers, el resto de partidos fueron victorias. El Cadete Femenino arrancaba el carrusel de partidos con un holgado triunfo ante el Bàsquet Pla (82-33) en un partido que las de Miguel Ángel Antich dominaron de inicio a final. El Cadete Masculino Pizza Hut Magaluf hizo lo propio ante el mismo rival, aunque en este caso a domicilio, para sumar su segundo triunfo de la fase (54-72).

Y la gran noticia la dio el Flanigan Calvià que se impuso al Ciutat d’Inca y con este triunfo canta el alirón en el Trofeu Biel Hurtado a falta de una jornada (82-58).