Óscar Olivenza no continuará al frente del Flanigan Calvià

Óscar Olivenza ha decidido no continuar al frente del Flanigan Calvià la próxima temporada a pesar del interés del club calvianer en seguir contando con sus servicios. El técnico nacido en Villanueva de la Serena ha tomado esta decisión a razón de motivos familiares y laborales que le impiden continuar desarrollando esa función con máxima dedicación. El entrenador ha dirigido un total de 71 partidos del club en Liga EBA repartidas en tres temporadas con la suma de 36 victorias y una fase de ascenso a Leb Plata en su mochila.

De esta manera, los caminos de Flanigan Calvià y Óscar Olivenza se separan después de una relación que ha traído los mayores éxitos de la entidad y llevando al club al mapa nacional. La decisión fue comunicada por el entrenador después de que se le trasladara el interés por parte de la junta directiva en su continuidad. Entendidos sus motivos el club calvianer trabaja para buscar el mejor sustituto posible para dirigir el proyecto del primer equipo. La decisión se ha esperado a hacerla oficial al término de la presente temporada y tras el anuncio de la Federación Española de Baloncesto de dar por concluida la temporada 2019/20 se hace oficial la despedida de Olivenza en un ambiente de agradecimiento mutuo. El técnico ha escrito las páginas más doradas de la historia del club calvianer siendo clave en las tres temporadas del equipo en Liga EBA. En la primera de ellas, en la 2016/17, lograron el subcampeonato de la Conferencia C lo que les llevó a disputar la fase de ascenso a Leb Plata logrando la tercera posición. Tras un año y medio sabático, el técnico extremeño iniciaría su segunda etapa en el club pasadas las siete jornadas de la temporada 2018/19 para salvar un equipo al que cogió en posiciones de descenso y enlazarla con esta última temporada en la que el equipo calvianer siguió una tendencia totalmente ascendente hasta alcanzar la séptima posición en el momento en el que la pandemia del Coronavirus obligó a detener la competición.

En total han sido 71 encuentros dirigiendo al Flanigan Calvià con un balance de 36 victorias y 35 derrotas que han permitido ir cumpliendo los objetivos temporada tras temporada. El Bàsquet Calvià está agradecido al trabajo realizado por Olivenza durante sus dos etapas y le desea la mayor de las suertes en sus futuros proyectos personales, laborales y deportivos, si se producen. Las puertas de Galatzó seguirán abiertas de par en par para él.

Olivenza: “Me voy muy agradecido al Calvià, es como otro hogar conquistado”

Óscar Olivenza confirma su marcha del Flanigan Calvià “agradecido y contento” por las experiencias vividas es el conjunto azul. El técnico finaliza así su segunda etapa en la entidad calvianera asegurando que “la decisión es estrictamente profesional y con una parte personal”. “Considero que es lo mejor tanto para el club como para mi. Me voy muy agradecido al club. Calvià es como otro hogar conquistado porque soy de tener apego a los sitios donde he estado”, explica Olivenza.

El preparador de Villanueva de la Serena repasa su segunda etapa en el club orgulloso de haber cumplido con las expectativas y satisfecho de dejar al equipo donde se ha ganado estar, en Liga EBA. “La primera temporada fue una situación de emergencia que se tenía que salvar como fuera y se salvó. Sufriendo pero demostrando mucho carácter porque es una situación compleja y ninguno de nosotros nos habíamos visto nunca en un playoff de descenso, que es mucho más duro que uno de ascenso, y considero que se salvó bien”, analiza Olivenza respecto a la temporada 2018/19 en la que logró la permanencia tras coger al equipo en última posición al término de la séptima jornada. Mucho más satisfactoria ha sido la temporada que se acaba de dar por terminada y en la que el equipo ha finalizado en la séptima posición que ocupaba cuando la competición se vio obligada a detenerse por la pandemia del Coronavirus: “Ha sido una buena temporada. Un equipo con solo cuatro jugadores del año anterior y con chicos jóvenes y sin experiencia no se ha roto a pesar de que al principio no salían los resultados y ha competido. Si esto lo unimos a una segunda vuelta en la que ha habido una explosión individual de los jugadores, los roles ya estaban más definidos y el equipo ya funcionaba, me voy contento. La idea era no sufrir tanto como el año pasado y tener un equipo chulo y se ha conseguido”.