El esfuerzo del Flanigan Calvià se queda sin premio (72-69)

Que la Liga EBA no va a ser un camino de fácil está más que demostrado. Y por si acaso el Maristes Ademar lo reafirmó superando al Flanigan Calvià en un igualadísimo partido que se decidió en los segundos finales. Los hombres de Óscar Olivenza realizaron un enorme esfuerzo al viajar con solo nueve jugadores y luchar el triunfo hasta el final a pesar de remar a contracorriente desde el inicio del partido. Los mallorquines pagaron la falta de regularidad a pesar de un buen último cuarto que no fue suficiente para certificar la remontada y el equipo sufre, así, la primera derrota del curso por 72-69.

Los locales empezaban mucho más enchufados en el partido y fruto de ello sacarían una primera pequeña brecha en el marcador (7-5) hasta que Chemari empezó a dominar la pintura y sumar puntos para los baleares. Aún así, un segundo arreón badalonés obligaba a Óscar Olivenza a pedir su primer tiempo muerto con un marcador de 15-9 desfavorable. Una canasta de Jesús González y un triple de Víctor Vaquer estrechaban las cosas al término del primer acto (17-14). El acierto exterior del Flanigan Calvià aparecía en el inicio del segundo cuarto con los triples de Vaquer y Franco Villalba que daban por primera vez ventaja en el marcador a los isleños (19-22). Con Chemari en el banquillo era Jaume Vallés el que cogía las riendas del equipo para dar un pequeño colchón a los calvianer y precipitar el tiempo muerto visitante (24-30). En los últimos minutos el Maristas estuvo muy fino desde 6’75 y consiguió reducir la diferencia a la mínima en el tiempo de descanso (34-35).

La canasta inicial de Palomo precedía una pequeña pájara visitante que permitía un parcial de 6-0 de los catalanes que volvían a coger la iniciativa en el marcador, eso sí, por distancias cortas. La dinámica del juego no le gustaba a Olivenza que paraba el partido con un tiempo muerto para buscar soluciones porque el Maristas se sentía cómodo en la cancha (49-43). El intercambio de canastas fue la tónica dominante de los últimos minutos del periodo y, de tal manera, los locales mantenían su colchón en el marcador a falta de los últimos diez minutos de juego (59-51).

El inicio de último cuarto no era el esperado y el Maristes conseguía una máxima ventaja de hasta doce puntos y empezaban a encenderse las alarmas en la escuadra de Olivenza que necesitaba reaccionar de inmediato si no quería que se le agotara el tiempo. Un triple de Vallés y una canasta de Chemari daban esperanzas a los mallorquines de cara a los últimos minutos (63-57). Monserrat recortaba a cuatro e incluso tuvo la opción de poner a los suyos a tiro de dos pero no entró el lanzamiento y los de Badalona contestaron con un triple que enfriaba el momento álgido del Flanigan (69-62). El Calvià seguía creyendo en la remontada y ponía el partido en un pañuelo. Vallés, con una canasta a minuto y medio para el final, dejaba el partido en un marcador de 70-68. Chemari taponaba y en la siguiente acción de ataque pudo haber falta personal al propio pívot sevillano y a Vallés que no se señalaron y el Maristes recuperó balón para sumar dos puntos más (72-68). No consiguió anotar el Flanigan en la siguiente acción y la victoria se acabaría escapando por 72-69.

Ficha técnica
Maristes Ademar 72: 17/17/25/13
Giménez (9), Quintana (13), Franch R. (2), Molina (2), Ndemensogo (5) -cinco inicial- Sánchez (7), García (14), Hermoso (6), Franc O. (2), Franch Q. (4) y Canillas (8).

Flanigan Calvià 69: 14/21/16/18
Vallés (14), Villalba (14), Chemari (12), Comas (5), Palomo (4) -cinco inicial- Monserrat (12), J.González (2), Carro y Vaquer (6).

Árbitros: Salvador López y Bernat Verdejo. Sin eliminados.
Pabellón: Pavelló La Plana. Segunda jornada de la Liga EBA C-A.