Carlos López en Radio Marca: “Subir con tanta afición allí lo hace más especial”

El entrenador del Flanigan Calvià, Carlos López, se mostró feliz, en una entrevista a Radio Marca Balear, por el ascenso conseguido por su equipo a Liga EBA el domingo tras ganar al Compañía de María en la final y agradeció el apoyo del más de medio centenar de aficionados calvianers presentes en el Poliesportiu Fum d’Estampa de L’Hospitalet de Llobregat.

 

El técnico mallorquín reconocía que la lucha por el ascenso “se ha hecho larga y ha costado” pero celebra que el equipo “ya está en EBA”. Para Carlos López fue clave el apoyo de la afición que se mostró muy animosa desde antes del arranque del partido. “El momento en el que nuestros aficionados entraron en el pabellón fue un subidón para los jugadores. Cuando empezó el partido fue una fiesta porque desde la primera canasta se vivió mucha tensión y cada acción se celebraban como un gol. El hecho de haber movido tanta gente allí lo hace un poco más especial. Si hubiera salido mal estaríamos hablando de otra historia pero al salir bien fue un día muy bonito”, declaró el entrenador.

Con el triunfo del domingo el Flanigan Calvià conseguía el objetivo marcado a principio de temporada que no era otro que regresar a las competiciones nacionales de baloncesto y ahora ya se empieza a trabajar de cara a crear un proyecto atractivo en Liga EBA. “El club, desde un principio, se planteó dar un paso atrás para hacer números y tener la solvencia para el próximo año y confió cien por cien en que saldremos en EBA. El objetivo del club era claro, mantener el bloque que había estado ya en EBA y a partir de ahí entiendo que se buscará reforzar alguna posición para poder competir con garantías”, explicó Carlos López.

Al término del partido se desató la locura en el Poliesportiu Fum d’Estampa con el inicio de los festejos por el ascenso con los jugadores de la primera plantilla y los chicos de las categorías base presentes en el club. Además, el equipo metió a la ducha al entrenador, que ya iba prevenido para este hecho. “Yo iba preparado aunque me dejé la toalla. Me vacié los bolsillos y miraba de reojo porque sabía que si ganábamos iba a la ducha y lo agradecí. Después de la ducha me quede relajado tras la tensión del partido. Fue muy fácil para ello y poco puedes hacer, no te puedes resistir”, reconoció