Baloncesto y merienda en buena compañía en la chocolatada

El Bàsquet Calvià celebró, el miércoles, su ya tradicional chocolatada en Galatzó en familia entre competiciones de baloncesto y una buena merienda de chocolate a la taza y ensaimadas.

Los al rededor de 120 jugadores del club pudieron disfrutar de una entretenida tarde que combinaba su pasión por el baloncesto con la disputa de distintas competiciones de tiro y la merienda en familia con diferentes jugadores y técnicos de otros equipos del club en el bar del pabellón con un buen chocolate caliente.

De esta manera, el Pavelló Galatzó se llenó una vez más de un gran ambiente de baloncesto y amistad en una actividad de club que sirvió para seguir uniendo lazos entre los distintos equipos y miembros que forman la familia del Bàsquet Calvià.

El Júnior Port Adriano cierra el año con derrota

Al término del evento los chicos del Júnior Port Adriano se desplazaron a Inca para disputar el último partido de una primera fase de competición muy accidentada para los de Javi Cervero. El entrenador del equipo volvía a disponer de sólo dos jugadores júnior para afrontar su último compromiso de 2017 ante uno de los rivales fuertes de la categoría, el Ciutat d’Inca. Poco pudieron hacer los calvianers que cayeron por 89-35.

Este fue el último partido del año para el club ya que el telón del 2017 lo cerrará el Mini Duran A, el viernes, con su visita al Sa Pobla (19:45 horas).